sábado, 22 de enero de 2011

Los osos fósiles, los otros gigantes.


El Dr. Leopoldo Soibelzon comparando un húmero de elefante con el húmero de Arctotherium angustidens 

Gracias a los trabajos precursores de los hermanos Ameghino conocemos desde hace mas de cien años   la existencia de osos de enorme talla, provenientes de sedimentos de edad Ensenadense (Pleistocenos temprano a Medio) de las “Toscas de Río de La Plata”, distintas excavaciones en la ciudad de Buenos Aires y los acantilados costeros de la provincia de Buenos Aires. Estos osos pertenecen a la especie Arctotherium angustidens que contiene a los osos mas grandes que hayan existido, solo comparables en tamaño al oso de rostro corto norteamericano (short-faced bear) Arctodus simus  y al oso de las cavernas europeo (cave bear)  Ursus spelaeus. Pero el oso recientemente presentado en el Journal of Paleontology (Soibelzon, L. H. and Schubert, B. W. 2011. The Largest Known Bear, Arctotherium angustidens, from the Early Pleistocene Pampean Region of Argentina: With a Discussion of Size and Diet Trends in Bears. Journal of Paleontology, 85-1-: 69-75.) es un gigante entre gigantes, con una masa corporal estimada entre 983 a 2042 kg (media 1588 kg y mediana 1749). Esto hace de este individuo no solo el oso más grande conocido sino también el carnívoro terrestre más poderoso del Pleistoceno. El resto fue hallado durante las excavaciones para construir el Hospital San Juan de Dios de La Plata (ubicado en la intersección de las calles 25 y 70) y fue donado por el Dr. Agustín Sempé al Museo de La Plata en el año 1935. Al igual que los otros restos conocidos, estos materiales fueron recuperados a 9,6 metros de profundidad, dentro del Piso/Edad Ensenadense. 

La masa de los osos actuales varía entre 45 y 750 kg. La masa para los osos de América del Norte es: oso negro (Ursus americanus) 54 a 76.5 kg; oso polar  (U. maritimus), 150 a 800 kg; oso marrón  (U. arctos), 80 a 600 kg.  El registro del individuo más robusto, entre las especies actuales, corresponde a un macho de U. maritimus, cazado en 1960 en el noroeste de Alaska, cuya masa fue de 1002 kg. Por otra parte la masa de  Tremarctos ornatus va de 60 a 175 kg.  Cuando se trata de tamaño o masa corporal es necesario tener en cuenta que el dimorfismo sexual en tamaño en los Ursidae alcanza hasta el 20%.

Comparación de tamaño entre el ejemplar estudiado y un ser humano
Durante el Pleistoceno hubo tres especies gigantes de osos: Arctotherium angustides en Sudamérica, Arctodus simus (oso de rostro corto) en Norteamérica y Ursus spelaeus (oso de las cavernas) en Europa. Estos osos están entre los mamíferos carnívoros terrestres mas grandes que hayan existido y presentan además varias innovaciones anatómicas que los distinguen del patrón general de la mayoría de los osos registrados desde el Pleistoceno  a la actualidad. En America del Sur se han detectado dos tendencias evolutivas para el género Arctotherium desde el primer registro hasta su extinción: 1) tendencia a la reducción de la masa corporal y 2) tendencia al incremento de la materia vegetal en la dieta.  

A partir de un estudio realizado utilizando mas de 60 ecuaciones alométricas (descriptas por diferentes autores) y aplicadas a 19 medidas craneanas, dentarias y postcranenas se observó que Arctotherium angustidens (Ensenadense) podía tener una masa hasta 4 veces mayor que A. wingei (Lujanense tardío; Pleistoceno tardío – Holoceno temprano), mientras que las especies registradas durante el Bonaerense (Pleistoceno medio) y Lujanense temprano presentan masas intermedias entre las dos mencionadas. Por otra parte, se realizó un análisis utilizando morfometría geométrica  donde se compararon las especies de Arctotherium con el resto de los osos actuales. Los resultados obtenidos indican que si bien A. angustidens era una oso omnívoro, en el morfoespacio se ubica próximo a los osos mas carnívoros como Ursus maritimus (oso polar) y Arctodus simus. Por otra parte, A. wingei se ubica proximo a los osos más herbívoros como el oso panda (Ailuropoda melanoleuca), el resto de las especies del género se ubican en posiciones intermedias. Finalmente la única especie que habita America del Sur en la actualidad, el oso andino (Tremarctos ornatus), es de tamaño pequeño  y uno de los osos más herbívoros conocidos. Aunque pertenece a un linaje diferente al de las especies fósiles sudamericanas, es sugerente que este oso siga la misma tendencia de Arctotherium.

Húmeros de Tremarctos ornatus MLP-M 1.I.03.62 (izquierda), Ursus americanus ETVP 7074, (centro) y Arctotherium angustidens MLP 35-IX-26-6 (derecha).

Cuando comparamos esta tendencia con la del genero Arctodus (América  del Norte) y Ursus (America del Norte y Europa), para los que se conoce muy bien el registro fósil, observamos que al contrario de los que sucedió en América  del Sur, la tendencia fue al aumento de tamaño desde el Plioceno hasta el Pleistoceno terminal, cuando se registran los individuos mas grandes. Esta diferencia implica que las presiones selectivas fueron diferentes en América del Sur por un lado y América del Norte y Europa por el otro. Creemos que las presiones selectivas en América del Sur pudieron estar relacionadas directamente con el Gran Intercambio Biótico Americano (GIBA), particularmente con la abundancia de grandes herbívoros y la relativa escasez de grandes carnívoros en el Pleistoceno temprano.  Con el tiempo, el gremio de los carnívoros post-GIBA fue incrementando su diversidad y la respuesta de Arctotherium fue la disminución del tamaño y el cambio de dieta.

Aunque los osos gigantes de América del Sur, del Norte y Europa experimentaron diferentes trayectorias evolutivas en términos de masa corporal, el registro fósil indica que Arctotherium, Arctodus y Ursus spelaeus se extinguieron en sincronía cerca del limite Pleistoceno-Holoceno. Hoy, América del Sur es habitada por una sola especie, Tremarctos ornatus (mas pequeña que su especie hermana, T. floridanus, y que las especies de Arctotherium y uno de los taxones mas plesiomorficos de la subfamilia Tremarctinae).  En norteamerica viven tres especies  (U. arctos, U. maritimus y U. americanus) y en  Europa dos (U. arctos y U. maritimus).  Todas ellas son sobrevivientes a la transición Pleistoceno-Holoceno y  son "morfológicamente conservadoras” en comparación con las especializados Arctotherium, Arctodus y U. spelaeus.  


Dr. Leopoldo H. Soibelzon (1-2) y Dr. Blaine W. Schubert (2)

1Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). División Paleontología de Vertebrados, Museo de La Plata, Paseo del Bosque, B1900FWA La Plata, Buenos Aires, Argentina,

2Department of Geosciences and Don Sundquist Center of Excellence in Paleontology, Box 70357, East Tennessee State University, Johnson City TN 37614, USA.

Asociación Paleontológica Argentina